Alimentos de invierno

El 21 de diciembre entraremos oficialmente en el invierno, aquí os dejo algunos consejos prácticos:

Al igual que cuando se acerca el invierno cambiamos la ropa del armario y sustituimos el algodón por la lana o pasamos del lino al punto para enfrentarnos al frío, nuestro cuerpo debe adecuarse a las temperaturas más bajas y a la falta de sol en nuestra piel.

La dieta que nos resultaba útil y gratificante en los largos y soleados días de verano ya no sirve: es demasiado frugal para el invierno. La naturaleza, que sigue siendo sabia, inunda los mercados con alimentos de temporada que aportan esas propiedades que nos ayudan a afrontar los meses invernales y combatir los catarros, constipados y tiritonas tan propios de esas fechas. En verano, el gazpacho es refrescante y sabroso; en invierno, la sopa entona el cuerpo.

En otoño e invierno disponemos de alimentos de temporada calóricos, como legumbres, patatas y boniatos que nos sirven para ir acumulando reservas de energía. En estas fechas, las temperaturas bajan y nuestro organismo necesita más calorías para mantener el calor corporal.

Alimentos de invierno:

Los alimentos de temporada son interesantes desde una triple perspectiva: nutricional, económica y ecológica. La cantidad de nutrientes de un alimento (vitaminas y sales minerales entre otros) depende, entre otros factores, de la riqueza de los suelos en que se cultivan y del grado de manipulación a que se somete al producto. Parece lógico que las hortalizas consigan su desarrollo óptimo y ofrezcan su mejor aporte nutricional en las condiciones climáticas que más favorezcan su crecimiento, las que marca su calendario natural. La mayoría de las verduras y frutas de clima cálido se caracterizan porque su parte comestible es el fruto: calabaza, calabacín, pimiento, tomate, melón, sandía, pepino¿Y las de clima templado o frío, propias de esta temporada, ofrecen como parte comestible las hojas, bulbos o raíces: acelga, espinacas, puerros, col, coliflor ajo, cebolla, rábano¿

El alimento de temporada es casi siempre el que más conviene a los consumidores: normalmente más económico, su calidad organoléptica, según aseguran los especialistas en gastronomía, es también mejor. Además, consumiendo productos de temporada contribuimos a respetar el ciclo natural de producción, lo que conlleva una positiva repercusión en el medio ambiente.

Verduras de invierno, contra el resfriado:

Acelgas y espinacas, alcachofas, calabaza, col (berza o repollo), coliflor o pella, coles de Bruselas, champiñones, guisantes y habas, judías verdes, puerros, cardo, remolacha, rábano, lechuga de hoja de roble, berros¿ son verduras de invierno. Durante estos meses, pocas personas se librarán de dolencias respiratorias, como un resfriado o una bronquitis. La tos es el síntoma más común de las tan frecuentes como indeseadas enfermedades del aparato respiratorio. Hemos de aprovechar que tenemos a nuestra disposición vegetales de temporada con propiedades muy útiles ante estas afecciones tan molestas. Por ejemplo, las hortalizas aliáceas (cebolla, ajo, puerro¿) tienen propiedades mucolíticas y antisépticas: ablandan la mucosidad, favorecen la expulsión de moco y actúan contra los gérmenes (bacterias o virus) causantes o agravantes de la afección. La inhalación de la esencia que desprende una cebolla o cualquier otra hortaliza aliácea ayuda a eliminar la mucosidad e incluso puede aliviar la tos.

Los compuestos azufrados que forman el aceite esencial de estos alimentos pasan rápidamente a la sangre nada más llegar al estómago y se eliminan enseguida por los pulmones. Esto hace que a los pocos minutos de haber comido cebolla o ajo, el aliento adquiera ese olor tan característico. Esos compuestos azufrados ejercen una acción antiespasmódica, mucolítica (facilitan la eliminación de la mucosidad) y antibiótica. Por tanto, las afecciones de las vías respiratorias (sinusitis, bronquitis, neumonía) mejoran con el consumo de estos alimentos, preferiblemente crudos o muy poco hervidos. La borraja suaviza y desinflama las mucosas respiratorias. Esta verdura, tanmbién invernal, contiene mucílagos de acción emoliente (suavizante). Hervida con su caldo, resulta beneficiosa para las afecciones respiratorias.

La importancia de las vitaminas C y A:

El déficit de vitamina C reduce la resistencia a las infecciones, lo que puede comprometer nuestra salud durante días o semanas. Las verduras de la familia de las coles son las más ricas en vitamina C y ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de esta vitamina. Igualmente, se consideran fuente importante de antioxidantes naturales: antocianinas (color morado), beta-carotenos (color amarillo-anaranjado-rojizo, enmascarado por la clorofila) y compuestos sulfurosos. Las investigación más puntera indica la capacidad de estas sustancias para impedir el desarrollo de tumores, aunque todavía no hay consenso científico y queda mucho terreno para estudiar. La riqueza en azufre de estas verduras promueve que se formen esos compuestos azufrados relacionados con el olor tan particular que desprenden durante la cocción.

Por otra parte, nuestro organismo necesita vitamina A para mantener en buen estado la piel y las mucosas (entre ellas, las que recubren el interior de los bronquios) y reducir el riesgo de afecciones respiratorias. La zanahoria es el alimento más abundante en betacaroteno, antioxidante que en el intestino acaba transformándose en vitamina A a medida que el organismo la necesita. Las hojas del nabo, los grelos, además de su riqueza en folatos, vitamina C y vitamina E, contienen betacarotenos en importante cantidad. Las verduras de hoja de temporada (acelga, espinacas, endivia, borraja) son ricas en folatos y fibra y aportan asimismo beta-carotenos (el color naranja está enmascarado en estas verduras por el pigmento clorofila) y vitamina C (salvo la endibia). Al igual que en el resto de verduras, las hojas más externas son las más vitaminadas. El betacaroteno o provitamina-A no se destruye con el calor, por lo que esta sustancia no se ve disminuida con la cocción de los alimentos. Con un consumo abundante de estas verduras mejoraremos el estado de la mucosa bronquial y aliviaremos la tos.

A diferencia de la anterior, la vitamina C es sensible al calor y a la oxidación. De ahí el interés de incluir cada día verduras crudas en forma de ensaladas o ligeramente cocinadas para minimizar las pérdidas de este nutriente.

Frutas, un aliado para la salud:

Kiwi, limón, mandarina, naranja, pomelo, frutas tropicales (papaya, chirimoya, piña¿), frutas desecadas (higos, dátiles¿) son frutas de esta temporada que conviene consumir para proveernos de vitaminas. De hecho, la abundancia vitamínica es una de las principales señas de identidad de cualquier fruta, si bien unas contienen vitaminas que apenas aparecen en otras.

Todas las frutas de invierno son muy ricas en ácido ascórbico o vitamina C. Los cítricos constituyen la primera fuente de esta vitamina, a excepción de la guayaba y el kiwi que concentran la mayor cantidad de este nutriente. También contienen ácidos orgánicos como el cítrico, que les confieren sabores ligeramente ácidos. Este último potencia la acción de la vitamina C.

Además de la vitamina C, en las frutas de invierno destaca el elevado contenido en carotenoides, pigmentos vegetales con capacidad antioxidante. En estas frutas abunda también la fibra, mayoritariamente soluble: pectina y mucílagos. En los cítricos, la fibra (pectina) se concentra en la parte blanca que cubre la pulpa, que no hay por qué desechar. El color de naranjas, mandarinas y pomelos lo aporta el beta-caroteno, del que aprovechamos sus propiedades beneficiosas. El valor energético de las frutas de invierno viene determinado por el contenido en hidratos de carbono simples (glucosa, sacarosa y, principalmente, fructosa). La proporción es distinta según las especies, registrándose variaciones importantes dentro de la misma especie. Las más ricas en azúcares son las frutas desecadas (dátiles, higos secos¿), seguidas de las tropicales: chirimoya, níspero maduro, caqui, mango y piña tropical.

La fruta, mejor entera La mejor forma de aprovechar las cualidades nutritivas de cualquier fruta es consumiéndola cruda. Conviene no excederse en el pelado, ya que la parte más externa, justo debajo de la piel, es la que concentra mayor cantidad de vitaminas. Si opta por tomarla con piel, no olvide lavarla para eliminar los posibles restos de pesticidas y otros contaminantes que pudieran hallarse concentrados en la piel. Trocear la fruta supone poner mayor superficie del alimentos en contacto con el oxígeno, por lo que la pérdida de vitaminas por oxidación es mayor. Por tanto, lo más recomendable es partirla justo en el momento en que se vaya a consumir. Ocurre lo mismo con los batidos y purés: si queremos conseguir todo su aporte vitamínico hemos de consumirlos inmediatamente después de elaborarlos.

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

Anuncios

Los mejores alimentos de temporada para febrero

alimentos-FEBRERO

El consumo de productos de temporada tiene innumerables ventajas y desde La Tienda de Marta os animamos todos los meses a que estéis al corriente de los mejores alimentos para servir en vuestras mesas.

En el mes de febrero, los alimentos de temporada más adecuados y recomendables, son los siguientes:

Frutas

Kiwi, Limón , Mandarina, Manzana, Naranja, Plátano, Pomelo y Fresa. Has leído bien: fresa. Fresas y fresones son la novedad del mes de febrero.

Verduras y hortalizas

Acelga, Ajo, Alcachofa, Apio, Berenjena, Brócoli, Calabacín, Cardo, Cebolla, Col Lombarda, Coliflor, Endibia, Escarola, Espárrago verde, Espinaca, Guisante, Haba, Judía verde, Lechuga, Nabo, Pepino, Pimiento, Puerro, Rábano, Remolacha, Repollo, Tomate, Zanahoria. Aunque puedas comprar zanahorias todo el año, notarás que es ahora cuando están especialmente sabrosas. Las novedades del mes son los espárragos y las judías verdes.

Pescados y mariscos

Angula, Bacalao, Berberechos, Besugo, Caballa, Camarón, Carpa, Fletán, Cigala, Langosta rosa, Lamprea, Liba, Lubina, Mejillones, Mero, Palometa, Perca, Ostras, Salmón, Tiburón, Trucha, Vieiras. Algunos, como el salmón, están disponibles todo el año, aunque otros, como la lubina, tienen una temporada en la que están más frescos. Reconocerás un buen pescadero porque conoce las temporadas de los pescados y las respeta.

Carnes

Becada, Cerdo, Cochinillo, Codorniz, Conejo, Conejo monte, Cordero, Criadillas, Faisán, Gallina, Hígado, Jabalí, Liebre, Mollejas, Pavo, Pato, Perdiz, Pollo, Ternera, Vaca, Venado. Como ves, el invierno es un buen momento para la carne aunque algunas carnes, como la de jabalí, van a ir desapareciendo de los mercados cuando llegue la primavera y termine la temporada de caza.

Combinando esos alimentos que se encuentran en su plenitud este mes de febrero podemos imaginar más recetas de las que seremos capaces de preparar en este mes, que es el más corto del año.

¡La Tienda de Marta os desea un febrero saludable frente a una mesa llena de productos típicamente invernales!

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

Los mejores alimentos de temporada para enero

Incorporar a nuestra dieta diaria los alimentos de temporada más adecuados a cada época del año es la mejor forma de garantizar que nuestro organismo recibe regularmente los saludables componentes que aportan unos productos que, justo en esos momentos, se encuentran en sus mejores condiciones de frescura, además de contribuir al mantenimiento de una agricultura sostenible y a la protección del medio ambiente.  Cabe recordar que en pleno invierno y tras las fiestas navideñas, las frutas y verduras constituyen un excelente método de desintoxicación del cuerpo tras los excesos normales de estas fechas.

La Tienda de Marta os ofrece una amplia variedad de productos de calidad con los sabores naturales de siempre, para el consumo diario así como la especialidad de la casa que aquí se incluye:

  • Especialidad en bacalao Noruego
  • Venta de productos a granel, Frutas y verduras, Miel, Quesos
  • Amplia gama de Charcutería
  • Vinos y Licores, Pan
  • Hortalizas y legumbres
  • Jamones de jabugo
  • Delicatessen (Patés, Croquetas, Aceites, Vinagres, Pastas, espárragos, Bonito, Conservas)
  • Congelados (Pulpo de Camariñas envasado sin agua, Vieiras, Cigalas, etc.)
  • Lacón gallego con indicación geográfica protegida
  • Fabas de Lourenzá y Asturianas
  • Chorizos de Ourense, Lugo
  • Porco Celta (Lacón, Chorizos)
  • Carne Salada, Morcilla, Androia
  • Cachola de Lugo y Ourense
  • Productos con denominación de origen protegida
  • Galletas artesanas
  • Productos naturales como la Miel “O Enredo do Abeleiro”
  • Gran variedad de lácteos entre los que destacan los yougurs y leche ecológicos, los quesos bajos en sal, leche sin lactosa, natural, desnatada y semidesnatada
  • Café 100% artesano como el Café Primordiale
  • Bebidas de soja
  • Bebidas de Avena
  • Todo tipo de pastas
  • Productos para la hostelería

A continuación  la lista de alimentos de temporada para el mes de enero

1cuadro alimentos enero

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

El Día de Reyes

Es un día de  tradición y manifestación en los que la alimentación juega un rol protagónico y para rendir honor a la energía prepararemos el delicioso Roscón de Reyes. Este es un pan hecho con masa dulce con flor de naranja y mantequilla, relleno y decorado con frutos cristalizados, en conserva, confitados o caramelizados. Dentro de la rosca esconden un niño Jesús y quien lo encuentre se lleva todas las bendiciones del año. Se cree que esto representaba el “esconder” al niño dios para protegerlo de Herodes.Feliz-Dia-de-Reyes-8

Sin duda alguna, es el día más esperado y especial del año para los niños…es el día en el que los mayores también se vuelven un poco niños…

La Tienda de Marta le pide a los Reyes Magos que no nos falte nunca lo más importante en nuestras vidas.

Las recetas para el Día de Reyes las podréis encontrar en esta página y también accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

Decorando la mesa para la cena de Fin de Año

El 31 de Diciembre tiene lugar la última cena del año, una velada muy especial en la que nos gusta festejar y estar en compañía de nuestros seres más queridos. Y todo para celebrar la entrada del nuevo año como se merece.  La Tienda de Marta quiere que ese día sea tan especial como vosotr@s y lo paséis estupendamente, para ello unos consejos a la hora de organizar la velada:

OLYMPUS DIGITAL CAMERADespués de elegir la decoración para la cena de Navidad en la que suelen abundar colores más hogareños y cálidos como la tradicional combinación rojo-verde, llega el momento de apostar por una decoración más glamourosa para recibir el nuevo año por todo lo alto. Los tonos metálicos como el dorado, el plata o el bronce y colores como el azul o el rojo combinados con el blanco son perfectos para vestir la mesa de gala y lograr una decoración de lo más elegante y sofisticada en Nochevieja.

En cuanto a la mantelería para la cena de Fin de año, puedes elegir un mantel de tela en tonos claros como blanco, beige, crudo, etc. pues son muy elegantes y realzarán los colores de los demás elementos decorativos. Las servilletas deben ir a juego con el mantel, son favorecedores los servilleteros con motivos navideños, aunque una sencilla servilleta blanca adornada con un lazo dorado, plateado, azul o del color que hayamos elegido para el conjunto de la mesa, es una opción muy estilosa y glamourosa. Lo ideal es colocar las servilletas encima del plato o en el lado izquierdo de cada comensal.

La noche de Fin de Año es una ocasión muy especial en la que puedes sacar a relucir tu vajilla más preciada. Primero, coloca un bajo plato para que sirva como plato de adorno y base para poner los platos que vayamos a ir sirviendo durante la cena. Este plato no tendrá que cambiarse y debe ser siempre de mayor tamaño que el resto. Elige los cubiertos necesarios y colócalos de la siguiente forma: el cuchillo y la cuchara a la derecha del plato y el tenedor a la izquierda, los cubiertos para el postre siempre en la parte superior del plato y en perpendicular al resto de cubiertos.

Otro elemento importante en la decoración de la mesa para la cena de Fin de Año es la cristalería. No deben faltar las copas para el agua, el vino tinto y el vino blanco. Estas deben colocarse en la parte superior derecha de los platos y siguiendo un orden de izquierda a derecha, primero la de agua, luego de la vino blanco y, por último, la de vino tinto. Si dispones de suficiente espacio, también puedes sacar las copas de champán o, en caso contrario, guardarlas hasta el momento del brindis para no recargar demasiado la mesa.

Una vez tenemos claro todo esto, podemos centrarnos en los elementos decorativos que le darán un toque personal y especial a la mesa. Una opción recurrente pero que nunca falla es la de colocar uno o algunos bonitos centros de mesa. Lo ideal es que no sean demasiado altos para evitar que impidan la visibilidad de los invitados y en caso de que incluyan flores o velas aromáticas, procurar que no desprendan un olor muy fuerte, pues podría interferir en el sabor de la comida. Los centros a base de velas, flores secas y piñas siempre son una magnífica alternativa para decorar la mesa en Fin de Año.

Y como buenos anfitriones, además de decorar la mesa para la cena de Fin de Año, no podemos olvidarnos de ofrecerle a nuestros invitados los motivos más característicos de la noche del 31 de Diciembre como son las 12 uvas, el espumillón, los matasuegras, las luces de colores, el confeti, los antifaces, los sombreros de fiesta y, sobre todo, una buena copa de champán para brindar y desearnos un muy feliz y próspero Año Nuevo.  Con todo ello, la velada será perfecta.

Las recetas para la Cena de Fin de Año las podréis encontrar en esta página y también accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

La Tienda de Marta os desea ¡Feliz Navidad!

La Tienda de Marta felicita a tod@s sus clientes y amig@s deseándoles unas muy Felices Fiestas, agradeciendo asimismo, su fidelidad y confianza a lo largo de este año. ¡Muchas gracias a tod@s! Que disfrutéis de unas estupendas Navidades en compañia de familiares y amig@s.

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

II Sorteo de Navidad

Este domingo se llevará a cabo el II Sorteo de Navidad, con el premio de un lote de productos de primera calidad de La Tienda de Marta.

El sorteo se llevará a cabo a lo largo de la mañana y l@s interesad@s podrán saber quién fue el/la agraciad@ acercándose a este establecimiento.

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

Puesta en valor de nuestras reservas energéticas

En invierno habrá que seguir una dieta alimentaria que permita muchas más concesiones que en las estaciones más cálidas. Para compensar el frío, el cuerpo debe mantener las reservas energéticas consistentes.

En La Tienda de Marta tenemos las frutas y verduras más frescas a tu alcance porque comer mucha fruta y verdura es siempre importante. En invierno, además, ayuda a equilibrar una alimentación muy rica en grasas e hidratos de carbono. También se puede tomar la fruta en jugos o licuada y la verdura fresca, mejor si está cruda o cocida al vapor.

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

La Tienda de Marta os ofrece el servicio de encargo y entrega de productos a domicilio

La Tienda de Marta quiere que en estos días tengáis todas las facilidades para hacer vuestras compras con tiempo y sin prisas y para eso os facilita el servicio de entrega a domicilio o de encargo previo de productos…

Este fin de semana como siempre, La Tienda de Marta abre el sábado en horario de mañana y tarde. También el domingo hasta las dos. Otra facilidad que tenéis es la posibilidad de que los envíos lleguen a vuestros domicilios para evitaros andar con prisas en estos días tan señalados. Basta con que llaméis al 881 941 177 para hacer vuestros pedidos.

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí

La lechuga, un alimento de acompañamiento indispensable

La lechuga es la hortaliza más importante del grupo de los vegetales de hoja que se comen crudos y la tiene la cualidad de poseer efectos sedantes y tranquilizantes, por lo tanto calma los nervios, alivia las palpitaciones y controla los problemas de insomnio. Es ideal consumir la lechuga en forma de zumo antes de acostarse. Por su poder analgésico tiene un efecto calmante en dolores musculares, torceduras o golpes.

Debido a que es fuente de antioxidantes retrasa el envejecimiento celular, disminuye los niveles de colesterol, y activa la circulación previniendo la arterosclerosis. Es ideal para las personas diabéticas ya que regula los niveles de azúcar en sangre.

Desde La Tienda de Marta os proponemos muchos tipos de lechugas para acompañar vuestros mejores platos: Verde, violeta, roja, engalanada con grandes hojas o en un bonito ramo de brotes. De sabor dulce o claramente amargo. Todas ellas llenas de vitaminas, minerales y frescor.

Nutrición en profundidad

Agua y vitaminas: éste es el resumen (casi) perfecto de la ensalada. Compuesta por un 92 % de agua, es muy poco calórica; sólo aporta 13 kcal por cada 100 g. En el 8 % restante se incluyen las vitaminas de todos los grupos, los minerales, los oligoelementos y la clorofila (excelente antioxidante).

Nutricionalmente hablando, lo más interesante son las hojas verdes del exterior las que contienen también cantidades bastante abundantes de vitamina C, provitamina A y clorofila. Conclusión, de la ensalada todo es bueno.

Conservación de la lechuga

Guárdala en el cajón de verduras de la nevera. Hay variedades más resistentes que otras, pero conviene saber que no suelen aguantar más de tres días, sino pierde el frescor y el sabor.

Para conservarla aún mejor, métela en una bolsa apta para la nevera, pero no la cierres del todo, la ensalada debe poder respirar.

No la congeles. Se humedecerá tanto que sólo podrás aprovecharla para hacer sopa.

Preparación de la lechuga y la ensalada

Lávala siempre con cuidado para quitarle la tierra. Separa las hojas, tira las marchitas y corta los trozos que se hayan estropeado. Ponla en remojo en agua con vinagre y remuévela, a continuación, aclárala en agua limpia.

No te excedas con el tiempo de remojo si no quieres que pierda todo su valor nutricional. Escúrrela con un escurridor de ensalada.
No la aliñes antes de tiempo. Mientras preparas el aliño deja que escurra hasta el momento de llevarla a la mesa.

Podréis conocer más temas accediendo al Facebook de la Tienda de Marta, pulsando aquí